Las infecciones en los hospitales: problema serio que se puede remediar


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
30 de abril de 2004
Enlace para los medios de comunicación en español:
Rafael Ayuso; (512) 477-4431, ext. 154
Las infecciones en los hospitales:
Un problema serio que se puede remediar

Pero los hospitales continúan guardando esta información en secreto
AUSTIN, TX — De acuerdo al gobierno federal, más de 90,000 personas en los EE.UU. mueren cada año a consecuencia de las infecciones contraídas en los hospitales, un total que sobrepasa las muertes por accidentes de tránsito y los homicidios tomadas en conjunto. De cada 20 personas que entran a un hospital, una acabará contrayendo una infección.
Desafortunadamente, el público por lo general no tiene manera de comparar a los hospitales en base a su récord de prevención de infecciones y otros índices de seguridad. El gobierno no les requiere divulgar información sobre infecciones, aunque algunos hospitales lo hacen de manera voluntaria.
“La mejor manera de hacer que los hospitales solucionen este problema es requerirles que provean acceso público a sus récords de infecciones”, señaló Rafael Ayuso, portavoz de la Unión de Consumidores, editores de la revista Consumer Reports. “Por esto estamos trabajando con urgencia tanto en Washington como en las legislaturas estatales a favor de la adopción de nuevas medidas para hacerle llegar esta información al público”.
Los hospitales generalmente resisten tener que revelar sus informes de infecciones al público, alegando que los datos no pueden ser fácilmente comparados entre hospitales. Pero agencias federales tales como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) han desarrollado maneras uniformes para reportar estos incidentes que cada hospital puede usar.
“Las infecciones contraídas en los hospitales pueden ser disminuidas drásticamente con mejoras sencillas en las prácticas de higiene, tal como lavarse las manos con frecuencia”, dijo Ayuso, “y mucho más cuando los hospitales se comprometen a organizar buenos programas para controlar las infecciones”.
Éxitos recientes a nivel estatal ofrecen motivo de aliento:
Florida y Missouri – ambas cámaras legislativas de cada estado han aprobado proyectos de ley en los últimos días que permitirán al público obtener acceso a los récords de inspecciones de sus hospitales locales. Se anticipa que éstos serán firmados por los gobernadores de ambos estados.
Pennsylvania – una agencia del gobierno aprobó en marzo un plan que permitirá la recaudación de datos sobre infecciones contraídas en los hospitales con la intención de ponerlas más adelante a la disposición del público.
California – un comité legislativo de ese estado tiene bajo consideración un proyecto de ley que requiere que los hospitales reporten sus incidencias de infecciones al estado, para divulgarlas después al público.
Illinois – en 2002, fue el primer estado en aprobar un proyecto de ley requiriendo que los hospitales hagan sus récords de infecciones información pública. El gobierno estatal está ahora en proceso de implementar la ley.
A nivel federal, la agencia Centros de Medicare y Medicaid (Centers for Medicare and Medicaid, o CMS) está invitando al público a asistir a cinco vistas públicas en Boston, Dallas, Chicago, San Francisco y Orlando sobre asuntos relativos a la calidad de los servicios hospitalarios, incluyendo las medidas que toman los hospitales para remediar las infecciones adquiridas dentro de dichas instituciones. Se puede obtener más información (en inglés) sobre estas vistas en www.consumersunion.org/pdf/cms-shi.pdf.
Aunque el problema de las infecciones en los hospitales es relativamente poco conocido, sus consecuencias son graves:
• Las infecciones en los hospitales son la sexta causa de muertes anuales en los EE.UU.
• Alrededor de 2 millones de pacientes contraen infecciones no relacionadas a su condición original durante su estadía en el hospital.
• Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estima que estas infecciones añaden $5 mil millones cada año a los costos directos del cuidado al paciente.
“Hemos visto en aquellos estados que reportan las tasas de mortalidad en hospitales específicos una baja significativa en las tasas de mortalidad”, dijo Ayuso. “Estamos convencidos que darle al público información sobre las tasas de infecciones de manera responsable es la mejor manera de ejercer presión competitiva para remediar el problema”.
La Unión de Consumidores tiene un sitio Web en inglés dedicado exclusivamente al problema infecciones en los hospitales. El sitio Web, www.StopHospitalsInfections.org, ofrece no solo valiosa información sino también una manera fácil para que el público se comunique directamente con los funcionarios públicos y demande que sus hospitales se hagan más seguros.

La Unión de Consumidores, editora de la revista Consumer Reports, es una organización sin fines de lucro establecida en 1936 para ofrecerle a los consumidores información y consejos sobre bienes, servicios, salud y finanzas personales, y para iniciar y cooperar con esfuerzos individuales y de grupo para mantener y mejorar la calidad de vida de los consumidores.